Una rehabilitación tranquila

Muchas veces los clientes me piden casas tranquilas. ¿Cómo se consigue eso, qué es una casa tranquila? Para mi es un espacio que esté bien pensado, bien iluminado, con líneas y espacios coherentes, lógicos, ordenados. Con colores y acabados que sean tranquilos y tengan su lógica dentro del espacio que ocupan, si puede ser naturales o lo más parecido a la naturaleza (cerámicas, maderas, piedras…)

En este caso os mostraré la rehabilitación arquitectónica de una casa, no es un interior, pero es tan tranquilo y precioso que no ha podido evitar mostrarlo. Está situada en el valle del río Ulla. Ls arquitectos son Luis Gil Pita y Cristina Nieto Peñamaría.

Punto de partida

Punto de partida

Los colores utilizados, los materiales y la disposición de la iluminación natural, que entra por los huecos lógicos, hacen de estos espacios unos tranquilos y preciosos

Como lo muestra en la página de donde he sacado estas fotos, os pego una descripción del artista plástico Álvaro Negro en su libro “Abro la ventana y respiro el aire fresco del fin del mundo” que me parece del todo acertada.

“ De la casa restaurada proyectada por Luis G y Cristina N, la de Vedra, aún permanece la respiración de las maderas:

-Estructura, piso y zonas donde tocan manos y pies y  fregona: Castaño del país

-Recubrimientos y particiones sin contacto con las manos y pies y fregona: Pino abeto pintado

-Maderas al exterior, ventanas y nueva solaina de acceso: iroko pintado”




1110721-copy

1110746-copy

Podéis ver el reportaje completo, los textos y más trabajos maravillosos en la página de Tectónica y en la de los arquitectos . Gracias por dejarme compartir.

 

 

 

You May Also Like

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>