Viviendo en el jardín

Me gusta mucho el camping; los veranos de mi infancia fueron a la orilla del Cantábrico en un precioso camping. Es lo  más divertido, natural, lo mejor para descubrir la naturaleza. Cuando nos hacemos mayores buscamos algo más de comodidad y se pierde un poco esa libertad. Hay quien mantiene esa necesidad de camping, caravana, aventura y se crea un precioso espacio en el jardín de su casa.

Espacio que ocupa la caravana y el baño adyacente.

Espacio que ocupa la caravana y el baño adyacente.

Cocina de la caravana. Fijaos en la decoración, con cuadros, telas preciosas y el interior tan acogedor en un espacio tan pequeño.

Cocina de la caravana. Fijaos en la decoración, con cuadros, telas preciosas y el interior tan acogedor en un espacio tan pequeño.

Zona de comedor, con una lámpara colgante , butacas de piel y mesa lacada blanca.

Zona de comedor, con una lámpara colgante , butacas de piel y mesa lacada blanca.

Zona de la ducha exterior.

Zona de la ducha exterior.

La cama está siempre hecha, con cestas debajo a modo de almacenaje.

La cama está siempre hecha, con cestas debajo a modo de almacenaje.

El baño está fuera de la caravana y no tiene desperdicio. La bañera de  patas antigua es preciosa.

El baño está fuera de la caravana y no tiene desperdicio. La bañera de patas antigua es preciosa.

 

Tiene que ser una experiencia preciosa dormir ahí.

Tiene que ser una experiencia preciosa dormir ahí.

¿Qué os parece? A mi me encantaría pasar un fin de semana en esta caravana. Visto en Remodelista.

You May Also Like

5 Comments

  1. 1
  2. 2
  3. 4

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>