Uno de los mejores momentos para ir a la ciudad de Nueva York es el otoño. La ciudad se tiñe de los colores cambiantes de los árboles, no hace aún mucho frío y es un placer pasear por la ciudad con un vaso de chocolate caliente en las manos.

He tenido la suerte de estar en dos ocasiones en la ciudad en otoño. Recuerdo el olor de la canela, de las manzanas recién cogidas, del café en la cocina de casa con aroma a avellana; las hojas de colores esparcidas por el suelo, la alegría efímera de los rojos, amarillos, naranjas de los arces cambiantes.

Hay veces que la memoria te lleva a estos sitios. Hace unos días caminaba por la ciudad donde vivo ahora y tuve por un segundo la sensación de estar en Nueva York, no sé si por el aire seco y frío, o por las hojas caídas en el suelo como entonces.

2 thoughts on “ otoño en nueva york ”

  1. Coincido contigo, otoño y NY son dos conceptos que deberían ir unidos. Yo también he estado dos veces alli: una en otoñó y otra en junio. Son como dos ciudades diferentes. Prefiero el NY de las hojas caídas.
    Un abrazo y feliz fin de semana
    Fran

  2. Me estoy leyendo un libro a ratos. Es Ventanas de Manahattan de Antonio Muñoz Molina, me lo leo en otoño, ya voy tres veces, a saltos, y es como si pasearas por Manhattan.
    Un abrazo, Fran.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s