En agosto de 2010 pasé 10 días en un retiro de meditación. Fueron 10 días sin hablar ni comunicarme con nadie, ni siquiera con la mirada. Dedicábamos las horas a meditar, dejando la mente en silencio, el cuerpo quieto. Fueron días duros, física y psicológicamente.
Nos alojábamos en el centro de meditación, en habitaciones grandes con literas y baños separados de los chicos; el horario era también complicado, el gong despertador sonaba las 4:30 de la mañana y nos acostábamos a las 10 de la noche.
Las comidas me gustaban mucho, comida estrictamente vegetariana, mucha variedad de platos, de sabores nuevos y condimentados. Me encantaba el desayuno, avena cocida con manzana, canela y pasas; también los platos de arroz, que compartía a veces con los pajaritos.
He encontrado este centro de meditación que han diseñado Hanrahan Meyers Architects en el estado de Nueva York. La sala grande, las habitaciones, el comedor me parecen muy adecuados para los retiros, sin adornos, sin grandes comodidades, pero con jardines, grandes ventanas al exterior, luz natural, materiales nobles. Se disfruta mucho del jardín, del cielo nocturno cuando no se puede hablar con nadie.
Espero que este espacio os inspire como a mi.

20120724-132739.jpg

20120724-132723.jpg

20120724-132753.jpg

20120724-132810.jpg

20120724-132818.jpg

20120724-132856.jpg

20120724-132915.jpg

20120724-132839.jpg

Vía AD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s