Seguro que a muchos de vosotros os gusta leer, y algunos os gusta Paul Auster; y seguro que habéis leido Brooklyn Follies… Entonces sabéis de lo que hablo.

El Hotel Existencia es una casa en el campo, alejada de todo, donde se respira paz y una sensación de comienzo, de novedad, de retiro. Está en Maine, un estado fronterizo con Canadá. Este es mi Hotel Existencia.

1Entramos por la preciosa puerta roja y…

2

3

5Encontramos estancias decoradas en tonos pastel que jamás hubiera imaginado que combinaran tan bien, con la luz que entra a raudales, con las preciosas sillas Chippendale.

4

6

7

8La cama delante de la ventana, la cómoda a modo de mesita, el verde por toda la vivienda… No os parece acogedor?

Visto aquí

2 thoughts on “ en el Hotel Existencia ”

  1. ¡Uy! Mmmm… no me convence mucho. ¡Así no nos peleamos!, jajajaja. Eso sí, como dueña de esta casaza, aprovechándome de tu falta de estrés y sosiego del karma, ¿me regalarías los cuadros de los loros del comedor? Andaaaaa… ¡cómo me gustan!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s