Después de la quedada de Navidad (gracias a Fran y a todas las participantes) seguimos con el trabajo cotidiano. Ahora estamos proyectando un hotelito, como comenté en una entrada anterior.

Este año, de nuevo para mi cumpleaños, hicimos un viaje, esta vez a Tánger. Allí nos alojamos en este dar, Dar 23.

Un dar  es una vivienda típica marroquí. Se caracteriza por su ubicación en medinas y por eso el exterior es muy cerrado, casi no tienen ventanas al exterior, apenas algunos huecos para ventilación.

Por fuera es apenas una puerta negra en una calle muy estrecha del Petit Zocco de Tánger. La fachada encalada da paso a un interior asombroso, con un patio que da luz cenital a todo el Dar, con estancias a lo largo del recorrido de la escalera, que es muy estrecha y casi de caracol.

Las habitaciones son amplias y la luz que entra por la ventana muy agradable, tamizada en las hora más calurosas del día, más directa al caer el sol.

La terraza se ubica en la parte superior del Dar. Es pequeña y está expuesta totalmente al sol y a las increíbles vistas del zoco y la medina de Tánger. Allí sirven el desayuno, muy rico, y presentado elegantemente.

 

Los materiales y toda la decoración del Dar son locales, elegidos con muchísimo gusto. Utilizan elementos decorativos geométricos, la riqueza misma de los materiales en su acabado natural o algo envejecido. El azulejo, muy árabe, se presenta en sus variantes, la madera trabajada y envejecida, los encalados en las paredes.

Es un sitio muy agradable, fresco en verano pero a la vez luminoso. Si pensáis en un fin de semana en Tánger, es el sitio ideal.

7 thoughts on “ inspiración: dar 23 ”

  1. No soy muy amigo de los estilos de esencia árabe (sabes que me tira más el frío y lo nórdico), pero estas fotos están cargadas de inspiración. Además, si la recomendación procede de ti, me lo apunto porque Tánger es uno de los sitios que tengo pendientes.
    Un abrazo Trexa
    Fran

  2. Este sitio es muy especial, en parte, su mayor parte diría yo, gracias a la persona que lo lleva, Peter de Hong Kong, una persona muy sofisticada que ha acabado en Tanger, como Paul Bowles y otros. (en las mesitas de noche había montones de revistas Monocle).
    Luego Tanger en si es muy especial, hay rastro de la generación beat, es el escenario de Bajo el cielo protector…
    Un abrazo, Fran

  3. Hola Trexa, si te gustan este tipo de ambientes, te recomiendo la pelicula “El cielo protector” de Paul Bowles, donde las celosías y los ambientes “interiores” son una auténtica maravilla.
    Saludos y feliz año nuevo.

  4. Hola Toño:
    Todavía existen interiores y localizaciones que salen en la película, es curioso identificarlas.
    Estoy preparando una entrada (me parece que van a ser varias) sobre Blade Runner y su diseño interior y arquitectura.
    Es una pasada lo que se puede sacar de ahí.
    Feliz año nuevo a vosotros también.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s